Fragua para seglares


EL OBJETIVO

La necesidad de optar personalmente por seguir el camino de fidelidad evangélica en Comunidad Adulta tendría que ser adecuadamente fundamentada y discernida para que posibilite responder con fidelidad a la llamada de Dios. Para aquellos que estén dispuestos a llevar a cabo con exigencia dicho proceso de fundamentación y discernimiento, se ofrecerá una propuesta de personalización, la Fragua, y que consistiría fundamentalmente en un «tiempo acompañado» (materiales y acompañamiento) de trabajo personal, que procure la adecuada personalización de los elementos fundamentales de la vocación cristiana. Si queremos que los contenidos de la Propuesta de Personalización sean realmente fecundos (tanto para la revitalización de nuestras comunidades adultas como para la relevancia de su tarea testimonial) es preciso que acompañantes y acompañados tengan el convencimiento de que sólo aquella vivencia de fe que se remite a un sólido camino interior tendrá, en una cultura secular como la nuestra, la suficiente consistencia para sostenerse y madurar.

Es evidente que los ritmos frenéticos de vida que exige la sociedad actual y los diferentes compromisos misioneros que deben ser asumidos por un cristiano adulto no facilitan a primera vista este camino interior; por eso, el primer empeño será abrir espacios de silencio y de paz. Pero no fuera de la «ciudad», no fuera de las actividades propias de la vida cotidiana, sino en la «ciudad», en la vida cotidiana. Se trata de generar un «camino contemplativo» que inserto en la realidad cotidiana descubre las posibilidades que abren paso al Reino de Dios. Se trata, pues, de lectura creyente de la realidad, de ser místicos en la acción que enfrenta la injusticia que prevalece en la cultura actual, de ofrecer un auténtico camino de vocación laical.


Archivos para Descargar

"¡Somos misioneros! La Misión pertenece a nuestra identidad más profunda". | "We are missionaries! The Mission belongs to the core of our most fundamental identity".

MS 1 (Cf. CC 2; Dir 26.)