* Bielorrusia (Polska)


 Bielorrusia es un país de 207.000 km2, 9.500.000 habitantes. Régimen presidencialista de inspiración comunista. La principal religión es la Cristiana Ortodoxa y la segunda la Cristiana Católica. La práctica religiosa es baja entre los Ortodoxos y  mayor entre los Católicos; la dictadura comunista persiguió duramente la religión, especialmente la Cristiana católica; como consecuencia nos encontramos con un porcentaje elevado de increyentes o no practicantes. La religión Cristiano Católica se mantuvo, como en la vecina Rusia, a través de prácticas religiosas ocultas dada la persecución a la que estaban sometidas; las “abuelas” son reconocidas como las que han mantenido y transmitido la fe católica de sus antepasados a las nuevas generaciones. Los Católicos provienen de la misma Bielorrusia, pero también de Polonia y Alemania, fruto de diversas deportaciones sufridas a lo largo de siglos en esta parte de Europa. La organización comunista tradicional y el sentido de propiedad y servicios comunes del Estado, permanece, casi más vivo en la actualidad que en la misma Rusia.

Bielorrusia es un país perteneciente a la Federación rusa, con un régimen politico comunista; no existe propiedad privada de la tierra. Es un país bajamente poblado y muy rural. A veces pareciera, comparándolo con otros lugares de Europa, que el tiempo se ha tenenido hace años. La mayoría del país es oficialmente ortodoxa, aunque hay un gran grupo de católicos que es, por lo que parece, el más practicante de todos; hay un pequeño porcentaje de Protestantes y, un gran número de habitantes no practicantes o no creyentes.

Nuestro trabajo en Bielorrusia se centra, al igual que en Rusia, en el acompañamiento de comunidades Católicas, en medio de un ambiente que mezcla la increencia con la mayoría Ortodoxa. Son comunidades católicas que frecuentemente fueron desplazadas, en el último siglo, de sus regiones natales a los lugares que hoy ocupan o bien están sitadas en lugares anteriormente católicos a los que desplazaron grupos de otras confesiones, normalmente ortodoxa. Durante el tiempo del comunismo estas comunidades católicas sufrieron la persecución y el silenciamiento; hoy, los Claretianos, junto con otras congregaciones y sacerdotes seculares, les acompañamos en el reencuentro con su identidad católica y en la nueva conformación de sus comunidades. 


"¡Somos misioneros! La Misión pertenece a nuestra identidad más profunda". | "We are missionaries! The Mission belongs to the core of our most fundamental identity".

MS 1 (Cf. CC 2; Dir 26.)