En la formación de misioneros

En un mundo en el que se sobrevalora la eficacia, el atractivo personal y la brillantez expositiva, ¿quién entenderá que para servir la Palabra de Dios a los hombres sea preciso dedicar antes mucho tiempo a escucharla? Extraña paradoja. Los años de la formación son fundamentalmente tiempo de la escucha silenciosa. Quien con prisa proclama sin haber aprendido a acoger en su interior la Palabra, como María, no puede ser un buen evangelizador. Será un charlatán de feria. _____ José San Román, CMF [Segovia, España]

"¡Somos misioneros! La Misión pertenece a nuestra identidad más profunda". | "We are missionaries! The Mission belongs to the core of our most fundamental identity".

MS 1 (Cf. CC 2; Dir 26.)