En la pastoral vocacional

Pasar de “Mi laboratorio es mi mundo” a “Mi laboratorio en el mundo”. Esta frase me dijo el otro día mi hermana, que es investigadora y me decía hay que entre los científicos su pensar en plural y trabajar en red significa eso pasar del aislamiento al trabajo en red. Cuando me habéis propuesto escribir una reflexión sobre esta frase de la última declaración del Capítulo General, es lo primero que me ha venido a la cabeza.

He estado durante diez años en el equipo formativo y en la promoción vocacional en Zimbabwe y el trabajo con otras Congregaciones y Diócesis ha sido muy enriquecedor, para conocernos entre nosotros como Iglesia, afrontar retos comunes de familia y discernimiento vocacional, y sobretodo conocer, exponer y amar más el Carisma de la Congregación dentro de la riqueza de carismas y vocaciones que hay en la Iglesia.

Poder presentar la llamada vocacional con distintas Congregaciones y Vocaciones me ha ayudado a sentirme Iglesia con ellos, sin tener que hablar específicamente del tema de la  Unidad, hemos llegado a los jóvenes y formandos con una clara Imagen de Comunión, que se forja entre todos y que ayuda a transformar la visión de diferencia, comparaciones y separación que muchas veces se cuela entre nosotros.

Es un don dentro de la llamada Congregacional, a la que a lo mejor no todos estamos llamados dentro de esta Familia Claretiana, pero al menos hemos de reconocer y agradecer los esfuerzos que en muchos lugares se llevan a cabo a nivel, inter-Congregacional, Inter-Confesional y con Organizaciones de fuera de la Iglesia, de cara a acercar el rostro del Reino de una manera más nítida, desde la diversidad.

Pasando del tú al nosotros, de cómo diría mi hermana, que también es seglar Claretiana, pasar de “Mi Congregación mi mundo” a “Mi Congregación en la Iglesia, en el mundo, en el Reino”.

Un abrazo, vuestro hermano en la fe. Nos rezamos._____Joaquin Bejar, CMF (Zimbabwé).

"¡Somos misioneros! La Misión pertenece a nuestra identidad más profunda". | "We are missionaries! The Mission belongs to the core of our most fundamental identity".

MS 1 (Cf. CC 2; Dir 26.)