En la vida comunitaria

"Open to the whole world in prophetic dialogue": This charismatic trait in mission had a new understanding since I came to Zimbabwe in 2006. Openness means for me to be approachable and weak somehow because others will know how you are and how you behave. Where are you from and how you react but is the only way to be a missionary. An enclose missionary cannot transmit the Word of God. Open to those ones that are open to you, relatives or friends, brothers in the Congregation used to be my main understanding before coming to Zimbabwe, but I found a new family in many ways inside and outside the Church. That openness in a prophetic dialogue, because the prophetism nowadays cannot be in one direction only, should come from the analysis of the reality and the ongoing dialogue with the context and the society where we are. But it has to be prophetic, lead it by the truth that sometimes is painful, in order to obtain the reconciliation, justice and peace that we are looking for.  _____Joaquín Béjar Alvarado, CMF (Ruwa – Zimbabwe) 

 

Un espíritu para todo el mundo es cuando cada comunidad es mi casa, porque todo lugar del mundo es bueno para sembrar la Palabra, como los pueblos de la Amazonia peruana. Un espíritu para todo el mundo es vivir la misión sin reivindicar las propias raíces o costumbres como si se tratase de un absoluto. Jesucristo, en el evangelio se manifiesta a judíos, samaritanos, helenizantes y paganos. El evangelio es el mismo para todos, porque se basa en un principio de vida, en un principio de amor, es el único absoluto junto a los valores que derivan de él. Como misionero saco lo mejor de lo que he recibido en mi vida, en mi familia y en la Congregación para poder convivir sanamente en la comunidad misionera, con ella también debo tener un espíritu mundial. Nuestro diálogo es una clave de vida misionera, lo creo firmemente, de ese coloquio surgen los grandes proyectos, como la grande obra de Claret y los cofundadores, a veces también conflictos, pero eso es cuando hay resentimientos, se trata de un dialogo débil. Parecemos ir por diferentes vías. Por eso, creer en el hermano misionero, darle crédito, hace la diferencia. A veces se empieza por creer a otras voces fuera de casa, se destruye la base del dialogo que es la confianza. Estamos llamados a ser profetas fuera y en nuestra propia tierra, y claro en nuestra comunidad misionera. Sin caridad no hay profecía creíble. Saludos desde Atalaya, comunidad en la que convivimos hermanos de tres continentes distintos, en la Amazonia peruana. _____Marcelo Vásquez, CMF (Atalaya, Provincia de Perú-Bolívia)

 

"¡Somos misioneros! La Misión pertenece a nuestra identidad más profunda". | "We are missionaries! The Mission belongs to the core of our most fundamental identity".

MS 1 (Cf. CC 2; Dir 26.)