En el servicio de gobierno

En la expresión “abiertos a todo el mundo en diálogo profético” (MS 58) resuenan en mí las palabras “apertura”, “diálogo”, “profecía”, “mundo”. Y lo hacen no tanto como contenidos, doctrinas, ideas, … que transmitir sino como un estilo / una manera de creer, de vivir, …, de ser signos sensibles de la propuesta de Evangelio y Reino en medio del mundo global y en cada aldea particular. Y a serlo con un corazón, una mente, una voluntad no cerrados, no impositivos, no conformistas. Todo ello me invita a invocar el don sapiencial del Espíritu Santo que:

· nos desbloquee la mente para tratar de permanecer siempre despiertos y atentos,

· nos haga humildes y mansos de corazón para intentar superar siempre la tentación del monólogo del que se cree protagonista absoluto y exclusivo,

· nos haga siempre atrevidos para asumir, vivir y proponer con otros una alternativa más humana y, por lo tanto, más divina.

Que el Padre nos haga amar el mundo - y en particular todos sus cruces de caminos y todas sus periferias - que han merecido la encarnación y la salvación de su Hijo, Jesús de Nazaret. _____ P. Joseba Kamiruaga Mieza CMF (Curia General - Roma, Italia)

"¡Somos misioneros! La Misión pertenece a nuestra identidad más profunda". | "We are missionaries! The Mission belongs to the core of our most fundamental identity".

MS 1 (Cf. CC 2; Dir 26.)